miércoles, 7 de enero de 2009

Una de las mejores joyas: nuestro vino

Bebo un poquito de mi copa, cierro los ojos y me concentro en el sabor y el aroma, resulta gratificante, ¿de dónde será este vino? Pues de la cuna de la vid, de Villamalea!!. Yo no soy catadora de vino pero no hace falta serlo para darse cuenta de la frescura y la gran calidad del vino de esta población. Quien lo prueba, repite.

Villamalea es un pueblo con larga tradición vinícola. El cultivo de la vid y la crianza del vino es mucho más que un trabajo. Este trabajo es desde hace siglos el alma y la tradición de todo el pueblo. Una forma de entender la vida.

El cultivo de la vid proporciona vinos con un excelente perfil. Vinos que reflejan la pureza del clima y de la tierra. Un suelo de naturaleza caliza, profundo y con gran capacidad de retención de la humedad, y un clima continental con influencias mediterráneas, con veranos calurosos durante el día, caracterizados por los vientos frescos nocturnos del solano que ayudan a perfeccionar la maduración fenólica de las uvas.

Como todos los alimentos, que al fin y al cabo proceden de seres vivos, el vino es por naturaleza algo vivo, evoluciona y cambia de estado con suma facilidad. Es el fruto del paso del tiempo, no es algo que pueda idearse y fabricarse inmediatamente. Debe pasar el tiempo desde que se planta una cepa hasta que su fruto es apto para dar buen vino, desde la vendimia hasta que el vino alcanza su plenitud en la botella y hasta el buen recuerdo que nos deja en la memoria.

Esta población cuenta con dos cooperativas: Sociedad Cooperativa San Antonio Abad y Vitivinos Anunciación S.C.

La Cooperativa San Antonio Abad, fundada en 1947, pertenece a la historia de Villamalea ya que se convirtió en eje central de la vida local a partir de 1953, con una enorme repercusión en todos los aspectos de la villa, además de ser durante más de 25 años caja de resonancia de la conciencia campesina. Ésta fue el símbolo de lucha y enfrentamiento político, económico y social de los campesinos contra las instituciones y el régimen franquista.

En la actualidad cuenta con más de 1300 socios, los cuales constituyen su mejor aval de organización y prestigio y genera progreso y riqueza en el entorno donde se ubica. Tiene unas instalaciones de 20.000 m2, una producción media de veinte millones de kilos de uva, las más avanzadas técnicas de elaboración, conservación, crianza, embotellado y una amplia presencia en mercados nacionales e internacionales. Todo ello da como resultado algunos de los mejores vinos de España siendo reconocidos en diferentes certámenes vinícolas. Sus elaboraciones son Altos del Cabriel (tinto, rosado y blanco) y Viñamalea.
Por otro lado, Vitivinos Anunciación S.C. es de fundación más reciente, 1969, y cuenta con unos 200 aprox. Sus vinos son Azua, Viña Altaba, Vitivinos, Llano del Marqués y Llano del Marqués Eco, también reconocidos en diferentes certámenes.
Les invito a una copa, no se arrepentirán. El vino acompaña al ser humano desde hace varios milenios y quien lo prueba… ¡¡repite!!

No hay comentarios: