miércoles, 18 de febrero de 2009

¡¡¡Camisetas a 5 euros!!!

Oye!! ¿A cómo es esto? A 10 euros guapa!!. Y esto? Cuanto vale? Eso es a 12, pero es todo de buena calidad!! Vamos señoras que se los quitan de las manos!!

Esto se escucha cada jueves por las plazas y calles centrales de Villamalea donde numerosos vendedores ambulantes montan sus chiringuitos para vender los productos que llevan.
Los puestos o chiringuitos consisten en tenderetes que están formados por estructuras metálicas desmontables sobre los que se coloca un tablero a modo de mostrador. Asimismo, también puede colocarse el género sobre mesas plegables o directamente en el suelo sobre mantas, cestas u otros recipientes.



¿Qué productos se venden? Pues una gran variedad. Desde productos alimenticios, prendas de vestir, productos para el hogar hasta plantas, abalorios, etc. Eso sí, los artículos puestos a la venta suelen consistir en restos de serie, productos con tara o productos fuera de temporada, excedentes de fabricación que se han comprado directamente a los fabricantes.
Cada vendedor debe pedir su licencia de venta al ayuntamiento, pagar la tasa correspondiente y se le asigna un puesto determinado.




El mercadillo de Villamalea tiene una larga tradición y para muchos es definido como una ganga, un chollo que nunca viene mal para los bolsillos, y más, en tiempos de crisis.

1 comentario:

miguelcarvajal dijo...

Muy interesante... Sácame en fotos las caras de los vendedores y vendedoras, que deben ser auténticas.