sábado, 18 de abril de 2009

Una tradición que desaparece

Ya han pasado unos días, exactamente una semana, y parece que ya estamos todos un poquito recuperados de las fiestas de Semana Santa, unas fiestas que este año se han visto marcadas por la ausencia de los quintos y, ese es el tema con el que actualizo hoy.

En esta población la semana santa se celebra con tres procesiones: Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección. En las dos primeras los santos siempre han sido empujados por los quintos de ese año, ya era una tradición, pero estas fiestas no han tenido presencia. Sólo en la procesión de jueves santo acudieron una mínima parte y al día siguiente la participación fue nula. ¿Qué ha pasado este año?

Pero esta tradición también consistía en plantar un árbol en la plaza y custiodar ésta durante toda la noche del sábado, es decir, esa noche los amos de la plaza eran los quintos que, por último, colgaban una bandera en la fachada de la iglesia con alguna frase que hiciera referencia a la tradición. Este año no ha habido árbol, ni bandera, ni quintos. ¿Por qué?

De igual modo, este año tampoco ha habido presencia de quintos por las calles, por las que todos los años salían a pedir dinero.

Con el paso de los años, las circunstancias sociales de la población van cambiando pero esa no es una razón para que las tradiciones desaparezcan. Éstas se pueden ir adaptando a las nuevas circunstancias y quedarnos con lo más bonito de ellas. Entre todos deberíamos apoyar y fomentar cada una de esas tradiciones que, siempre, dan un color distinto a la población. No debemos dejar que se pierdan.

En esta fotografía se puede apreciar la bandera que los quintos colgaban para estas fiestas

No hay comentarios: