jueves, 7 de mayo de 2009

El vino sólo da placeres

Y es que va a ser verdad eso de que el vino sólo da placeres. ¿A quién le está malo un traguito de vino? ¿A quién lo le gusta esas deliciosas recetas en las que uno de sus ingredientes es el vino? Pues vamos con una de ellas, pero sin alcohol: El famoso pan de mosto. Ya verán que fácil y que delicioso está.

Ingredientes:

- 3 huevos
- 1 vaso de mosto de vino (250 ml)
- ½ vaso de aceite de girasol.
- Levadura de horno (para 250 ml)
- ½ vaso de azúcar
- 750 g de harina (si queda blando se añade más)

Preparación:

- En primer lugar, mezclar la harina con la levadura y deshacerla bien. Luego, añadir el resto de los ingredientes.
- Mezclar el aceite y el mosto, y calentarlos hasta el punto de añadirlos templados a la mezcla.
- Hacer los panecillos redondeados de tamaño medio en la llanda (bandeja para el horno), y pasados unos minutos, extenderlos bien.
- Finalmente, se dejan reposar para que crezcan y se meten en el horno unos 15 minutos.

No hay comentarios: