miércoles, 6 de mayo de 2009

Jabón de grasa, jabón de casa

Hoy les hablaré de una tradición, un invento casero muy peculiar y… muy útil como podrán comprobar posteriormente. Se trata del famoso Jabón de grasa, también llamado jabón de casa o jabón de sebo.

Este tipo de jabón es casero y era muy utilizado en otras épocas para numerosas tareas del hogar como fregar los platos, lavar la ropa, el suelo, el higiene de uno mismo, etc. Y se preguntarán… ¿y porqué se llama así? Pues como su propio nombre indica, este jabón se hace aprovechando el aceite (sebo o sein) que dejaban los productos del cerdo al freírlos.


En la actualidad esta práctica ya está an desuso, prácticamente, aunque aún hay gente, sobre todo las mujeres mayores, que la siguen realizando. ¿Quieren aprender a hacerlo? ¡¡Tomen nota!!
- 1er paso: Teniendo como medida un bote de conserva se va llenando con el sebo que se va a emplear. Luego se deposita en un lebrillo y se le añade la misma cantidad de agua y de cáustica.



- 2º paso: Una vez que los tres elementos se encuentran en el lebrillo se remueve lentamente hasta que se empiece a espesar y cueste más darle vueltas.

- 3er paso: Cuando crea que ha llegado al punto justo de dureza, lo deposita en una caja de madera recubierta de un plástico para dejar que siga endureciéndose lentamente.




- 4º paso: Después de transcurridas unas horas, el jabón ya ha conseguido su máxima dureza y llega el momento de ver los resultados, por lo que se descarga el molde de jabón en una mesa.




- 5º paso: Para finalizar, se parte todo el molde en proporciones mas o menos iguales que luego se guardarán en una urna y se irán consumiendo según las necesidades.



No hay comentarios: